« Volver al blog

 Autoras: Rita Grandinetti y Patricia Nari

PoliLab UNR, Universidad Nacional de Rosario

En la Universidad Nacional de Rosario, Argentina, desde 2017 formamos PoliLab UNR, un ámbito novedoso de la Facultad de Ciencia Política y RRII para la producción de conocimiento desde la academia basado en la colaboración y co-creación social para la innovación pública. Como sociedad global estamos viviendo en la era exponencial (Ozslak, 2019) caracterizada por la velocidad y alcance sistémico de las transformaciones, a tal punto que su impacto sobre gobiernos, negocios y economías es importante como impredecible. En este contexto, construir finalidades públicas y gobernar requiere nuevas capacidades además de las de gestión tradicionales; “es necesario desarrollar capacidades de anticipación, adaptación e intervención frente a la magnitud y rapidez del proceso de cambio” (Ozslak, 2019) . La innovación pública abierta es la llave facilitadora de estas capacidades. Es resultante, y a la vez promotora de nuevos relacionamientos y sentidos en la relación estado- sociedad civil. No se trata de innovación tecnológica solamente, por el contrario, la fórmula de la innovación pública abierta amplía el concepto y responde a estos parámetros: inteligencia institucional+ inteligencia social = +innovación + valor público. Una metáfora nos permite pensar esta doble relación entre capacidades e innovación abierta: la dinámica del movimiento helicoidal (Grandinetti R., 2018) . La innovación es el eje que estructura el desplazamiento, y la gestión gira a su alrededor en un doble movimiento de rotación y traslación desde modelos prexistentes de gestión hacia formas más abiertas de gobierno. En este doble movimiento, la gestión al rotar incorpora diversas miradas, asume nuevas perspectivas y aportes que la van redefiniendo y le permiten trasladarse incorporando nuevas capacidades, redefiniendo productos, estructuras y estilos. En la traslación, las capacidades de gobierno se van desplegando, transformando y fortaleciendo, a la par que se aleja de las formas tradicionales de producción de políticas. Se trata de un movimiento permanente, pero estructurado, que posibilita ir modificando posicionamientos y perspectivas, conservando a su vez un núcleo sólido que permite brindar servicios de calidad a los ciudadanos a la par.

En este proceso de innovación pública las universidades están llamadas a cumplir un rol fundamental como espacios de producción de conocimientos. Ahora bien, el intercambio y la vinculación representan un desafío a las prácticas académicas tradicionales, centradas en el saber experto y disciplinar. Los saberes fragmentados no pueden resolver los desafíos públicos de la sociedad del conocimiento y la revolución industrial. La innovación en el siglo xxi es colectiva y con tecnologías ágiles.

PoliLabUNR es un espacio colaborativo, de producción de inteligencia pública para la experimentación y diseño de formas, estrategias y marcos de gobernanza pública innovativos. Reúne a estudiantes, investigadores, expertos, activistas sociales y gestores públicos en la exploración y la generación de ideas para la producción de valor público para la gobernanza y la educación. «…un espacio libre en el que se pudiera experimentar, un espacio protegido en el que se pudiera perder al menos momentáneamente el control.»
(Sennett, 2010-145).

En el andar, adoptamos un término que nos identifica, #fronterar.
#Fronterar es nuestro grito de guerra.
#Fronterar es cercanía en las distancias, es multiplicidad, es diversidad, es encuentro y novedad.
#Fronterar moviliza nuevos escenarios, pone en acción, activa redes y sinergias, despierta la inteligencia colectiva.
#Fronterar es obligarnos a ir más allá de nuestra zona de confort, hacia la construcción de espacios de inteligencia colectiva, para la resolución de problemas públicos.
#Fronterar un método, una hoja de ruta cíclica, no lineal, en tres pasos que nos permite centrar nuestras actividades como un proceso de producción de innovación y multiplicación colectiva de la innovación.

1/ Experimentar, a partir del intercambio intensivo,
2/ Reflexionar colectivamente sobre lo experimentado,
3/ Innovar, Desarrollar ideas que modifiquen las prácticas públicas.

¿Por qué #fronterar?
Porque en las fronteras, en los encuentros con otros, con lo diferente, desafiamos los límites de las disciplinas, las rutinas instaladas, los saberes establecidos. Porque fronterar expande el conocimiento, incorpora nuevos saberes, plantea nuevos retos e identifica ideas inéditas. En síntesis, porque estamos convencidos del valor de lo #publico y lo #común en este SXXI más que nunca, y #fronterar, es ir más allá de nuestros límites, es hacerlo posible.

Artículo enviado como contribución al “Manifiesto de innovación pública desde las universidades”. Si lo deseas, puedes enviar tus aportaciones.

Foto de Green Chameleon en Unsplash

 

Haz un Comentario