« Volver al blog

Dice la consabida frase que una imagen vale más que mil palabras y esto es más patente aún en un mundo más ‘infoxicado’ y saturado de imágenes, que nos asaltan cada día desde múltiples pantallas. El aumento en la rapidez y la inmediatez en el consumo de información prima lo visual por encima de lo textual. Pero en este paso de la tipografía a la infografía (pasando por la fotografía) hemos perdido gran parte de esa capacidad, innata en la infancia, de pensar y comprender el mundo a través de imágenes antes que con palabras.

‘La traición de las imágenes’, de René Magritte (1929).

El pensamiento visual o visual thinking recupera el lenguaje visual para comprender y explicar la realidad, cuando las palabras se quedan cortas para expresar determinadas emociones y cualidades, ya que mientras leer texto supone un examen lógico y secuencial, dividido en partes, la lectura de imágenes requiere una aproximación al objeto de manera simultánea, holística, sintética e integral. Tras una tradición racionalista del conocimiento, que niega la emoción conectada a la percepción (y que ha relegado las artes a un segundo lugar en los sistemas educativos occidentales), ha llegado el momento de construir un nuevo paradigma más visual, transmedia y complejo, afín a la realidad que representa. El ‘visual thinking’ se aplica actualmente en múltiples campos relacionados con la innovación, ya sea en el mundo empresarial, en el relacionado con procesos creativos o en procesos de formación, sin olvidar su aplicación para el desarrollo personal de la imaginación.

Las 4 fases del proceso visual según Dan Roam (2008).

El pensamiento visual comunica ideas, patrones y conceptos visualmente de manera minimalista a través de imágenes (dibujos, gráficos, esbozos, iconos…) de forma que pueda identificarse rápidamente la relación entre la idea y su representación. Esto significa aprovechar nuestra capacidad para descubrir ideas ocultas, desarrollarlas intuitivamente y compartirlas con otras personas. Desde este enfoque se facilita la resolución de problemas, la generación, desarrollo y comunicación de ideas y el desarrollo narrativo de cualquier historia. Dominar las técnicas del pensamiento visual no requiere ser dibujante, sino entender los mecanismos de la representación visual y poner en marcha un proceso que, sin ser lineal, se repite: mirar, ver, imaginar y mostrar.

img_1699

Dentro de nuestras líneas de trabajo en Medialab UGR, vamos a profundizar en estas temáticas en las que el pensamiento visual y la comunicación multimedia son elementos clave de nuestra contemporaneidad. Del 13 al 17 de octubre vamos a realizar un taller de formación interna impartido por Javier Cantón en el que abordaremos el siguiente programa:

 

  • 0. Presentación del taller: Presentación del taller y puesta a disposición de los recursos para su realización: manuales básicos, bibliografía y webografía, enlaces web para descargas de programas gratuitos, etc.
  • 1. Introducción al pensamiento visual o visual thinking: De la tipografía a la infografía (pasando por la fotografía): Una breve historia de la comunicación. Cómo procesamos la información. Algunas leyes de la percepción. Semiología de la imagen. La teoría del funcionamiento dual del cerebro. La importancia de los patrones y el color: la rueda del color.
  • 2. Primeros pasos en el sketching: De la idea a la tablet (pasando por el papel). Herramientas para el sketching: esquemas y mapas mentales, esbozos, formas básicas, pictografías, ideografías y muñecos. Elección del marco visual de trabajo (visual framework) y la función-intención (versión). Muestra de ejemplos para aprender a esbozar. Puesta en práctica: primeros esbozos.
  • 3. Nuevos métodos para la creatividad: Algunos conceptos. Pensamiento visual, storytelling, creatividad y design thinking. Pensamiento visual: el mundo en una servilleta. Storytelling y el arte de contar historias: el viaje del héroe. Todos fuimos garabatos: creatividad desde los esbozos. Aplicaciones a la innovación.
  • 4. Pensamiento visual y ‘Design thinking’: Premisas del proceso creativo. Los cinco pasos: empatizar, definir, idear, prototipar, evaluar. Métodos y ejemplos de aplicación. El pensamiento visual como método para el ‘design thinking’. Planteando las primeras preguntas. Definición lúdica del problema. Entrevistas para empatizar. Brainstorming creativo. Kanban colaborativo. Creación de mapas visuales (mapas de empatía, de trayectoria…).
  • 5. La narrativa visual: Contando historias visualmente. Elementos de la narrativa visual: historia, persuasión, punto de vista, imágenes (estáticas o en movimiento), valores, sujetos-objetos, crítica social, entorno, contexto, intención transformadora. Desarrollo y elaboración del storytelling a partir de marcos visuales. Sketching: el mundo en una servilleta. Storyboards: las imágenes antes de las imágenes. Dibujo en vivo y animaciones: ‘visual thinking videos’, ‘graphic recording’, ‘draw my life’ y ‘whiteboards animations’. La fotografía: escritura de la luz. El cine: ametralladora de imágenes. Visualizaciones de datos: gráficas, infografías y dataviz.
  • 6. Herramientas digitales para la narrativa visual: Del papel y el boli al trazo digital (Sketchpad, Paper, ASketch, Inkflow…). Construcción de mapas mentales (Graphviz, Mindmaps, Prezi). Desarrollo colaborativo de ideas y productos a través del método Kanban (Trello). Editores de imágenes (Photoshop, GIMP). Editores de vídeo (de Movie Maker y Premiere a Blender) y animaciones (PowToons, Animatron…). Dataviz (de Google a Tableau). Elección de la historia y el método de storytelling para contarla.

Haz un Comentario