« Volver al blog

“La universidad que podría ser” por Ricardo Antón Troyas

Autor: Ricardo Antón Troyas
ColaBoraBora

 

La universidad como lugar desde el que lanzar preguntas, abordar la complejidad y contribuir a la validación, desarrollo y transferencia del conocimiento emergente e instituyente.
La universidad como dispositivo de aprendizaje e investigación libre y abierto, que produce y utiliza infraestructuras y herramientas epistemológicas libres y abiertas y que genera conocimiento libre y abierto.
La universidad que quiere ser porosa, dialógica, híbrida y mestiza; que busca y potencia relaciones otres; que tiende puentes entre la investigación básica y la experimentación situada, entre lo duro y lo blando, combinando saberes, inteligencias y disciplinas.
La universidad como laboratorio vivo de tecnología, ciencia y sociedad, que también es taller en el que cacharrear, txoko en el que cocinar, huerto en el que cultivar y plaza en la que jugar.
La universidad que se expande más allá de la academia, que sabe sacar partido desde la reciprocidad, tanto al conocimiento formal y homologado, como a los saberes informales y heterodoxos.
La universidad que es ágora para una nueva ciudadanía en lugar criadero de trabajadores especializades; escuela de soberanías interdependientes en lugar de factoría de espejismos y simulacros.
La universidad que sabe reconocer valor y rigor más allá de su propio sistema de legitimación de títulos y acreditaciones.
La universidad que se rebela frente a su creciente burocratización, estandarización, instrumentalización y empresarialización.
La universidad que no se pliega sobre si misma (ni sobre quienes la financian).
La universidad más allá de la universidad.
La universidad que sale a la calle e incorpora la calle a la universidad.
La universidad también de (desde-en) la calle.
La universidad que es pública, o en todo caso, está orientada y al servicio de la generación de valor público.
La universidad que es catalizador de innovación pública, abierta, social y ciudadana.

Artículo enviado como contribución al “Manifiesto de innovación pública desde las universidades”.

Foto de Toa Heftiba  en Unsplash

Haz un Comentario